El Camino Inca a Machu Picchu

El Camino Inca es una de las rutas de trekking más conocidas del mundo y son muchos los viajeros que cada año quieren realizar esta subida a pie hasta el emblemático Machu Picchu. Debido a la gran afluencia de viajeros, el gobierno peruano tomó la determinación hace algunos años de limitar el acceso a la ruta a un máximo de 500 personas por día minimizando así el impacto negativo que un número incontrolado de campistas deja en el recorrido.

Para disfrutar del Camino Inca durante tu viaje a Perú, ten en cuenta estos detalles:

- Debes reservar tus permisos con al menos 2 meses de antelación y si viajas en los meses de junio a agosto, incluso 4 meses son necesarios para conseguir el acceso.

- El Camino Inca está cerrado en el mes de febrero por mantenimiento, aprovechando que es uno de los meses más lluviosos.

- Siempre debes contratar este trekking con una agencia autorizada ya que no se puede realizar por libre. Comparar y elegir las agencias con mejores propuestas es importante pero sobre todo, hay que tener garantías sobre la calidad de los servicios ofrecidos.

- No lleves demasiado peso en tu mochila. Realmente necesitarás poco para esos días de camino y viajarás con guías y porteadores que suelen llevar cosas de uso común para todo el grupo.

- Ponte en forma. Aunque el Camino Inca no es una de las rutas con mayor dificultad técnica, debes estar preparado para caminar varias horas al día a buen ritmo. Si eliges rutas como las de Lares o Salkantay, la dificultad es algo mayor y unido a la altitud, puede suponer un desafío para aquellos poco deportistas.

Si viajas a Perú y estás pensando hacer el Camino Inca no lo dudes. No sólo es una visita diferente de Machu Picchu sino una experiencia en la que pondrás a prueba tus capacidades y disfrutarás de la naturaleza y la cultura inca en un recorrido inolvidable.