La mejor forma de recuperarse del jet-lag en Bangkok

Bangkok es grande y bulliciosa pero no tiene por qué ser abrumadora. Aquí encontrarás los mejores consejos para recuperarte del jetlag a tu llagada a la ciudad, mientras te tomas tu tiempo para disfrutar de los monumentos de la ciudad.

Bangkok puede ser una ciudad intimidante para el viajero pero no tiene porqué ser así. Tras el largo vuelo y el cambio de ambiente, lo mejor es que tus primeros días te los tomes con tranquilidad, por ejemplo, tomando uno de los barcos-taxi que hay en el río, que son una de las mejores maneras de recorrer la ciudad, bajando en los puertos de río Chao Phraya para visitar los monumentos cercanos como el Palacio Real, el templo de Wat Pho y el templo de Wat Arun y otras atracciones. También podrás tomar un agradable almuerzo en los numerosos restaurantes a orillas del río mientras disfrutas del movimiento de la ciudad.

Además, Bangkok realmente destaca por su vida nocturna. Para disfrutarla lo mejor es que vayas una vez pasado el calor tropical del día, descansando un par de horas en el hotel por la tarde antes de salir. Por la noche, las temperaturas son más frescas y puedes cenar en alguno de los famosos restaurantes de la ciudad o incluso, hacer un tour a pie o en bici por algunos de los mercados  nocturnos y distritos históricos de la ciudad.

Todos los viajeros darse tiempo de descubrir Bangkok poco a poco y disfrutar la ciudad sin prisas y sin cansancio tras su vuelo internacional. ¡Esta ciudad sin duda puede ser el comienzo perfecto para unas relajantes y revigorizantes vacaciones!

¿Quieres hacer un viaje diferente a Bangkok? Pincha aquí y descubre nuestra propuesta exclusiva.