Turismo de ¿pobreza?


Aquellos que buscan una oportunidad de ver cómo vive “la otra mitad”, pueden ahora unirse a diferentes viajes y excursiones a las zonas más deprimidas del planeta. Esta es una de las últimas tendencias en viajes que invita a la gente a buscar la autenticidad de un lugar entrando en sus zonas más pobres. Algunos ejemplos de estos viajes incluyen un tour por el Bronx, visitas a las favelas de Río, comunidades de África o el Lower Ninth Ward the Nueva Orleans. Mientras que este tipo de turismo se esfuerza en ofrecer autenticidad, hay quien dice que no es ético y que es un voyerismo explotador.

El libro “Slum Tourism: Poverty, Power & Ethics” detalla la creciente tendencia de este tipo de turismo de pobreza y cómo la búsqueda de nuevas experiencias está detrás de esta nueva moda que lleva a los viajeros a las zonas más pobres de la Tierra. “Cuanto más y más nos conectamos… siempre va a haber gente que quiere descubrir algo nuevo que no se ha hecho antes y por eso los suburbios pobres son ahora una nueva forma de turismo” dice el co-editor – Ko Koens en su entrevista en la CBC.

Pero con el crecimiento de este turismo viene una avalancha de críticas. Como uno de los críticos del turismo de pobreza, Koens dice “es una forma muy extrema de turismo y el principal problema es realmente que estás visitando casas donde vive la gente, sus hogares. En algunos tours la gente entra en una casa local y eso hace la visita muy personal y muy difícil de hacerlo de forma respetuosa. Si hablas sobre la gente sin que ellos lo sepan, entonces difícilmente puede ser un tour ético”. La forma en la que los tours se desarrollan es especialmente cuestionable cuando estos tours no facilitan y fomentan la interacción de la gente y cuando ninguno de los beneficios generados se queda en la comunidad.

Pero aunque estos tours son problemáticos, dice Koens que hay formas de desarrollarlos de forma ética. “No todos los tours a zonas deprimidas malinterpretan la zona que se visita, algunos tours en suburbios han ganado premios por su responsabilidad y sostenibilidad por realmente tratan de mejorar la situación de la comunidad local y pintar un horizonte diferente, enseñando a la gente que es una zona donde viven otras personas”. Y mientras algunos están motivados a visitar áreas de pobreza por su búsqueda de algo exótico, hay mucha gente que va por razones éticas y que quiere ver el contexto completo de un país que les encanta.


Fuente: www.cbc.ca