La vuelta al mundo en 3 saltos


Una minúscula plataforma suspendida, un cóctel de sensaciones indescriptible, el pulso desbocado en el vacío de un paisaje espectacular. Encomiendas tu suerte a la cuerda y saltas  y eres ya uno más. Uno más de los miles de viajeros que en todo el mundo se lanzan a experimentar por sí mismos una de esas últimas cosas auténticamente inenarrables. Emoción, miedo y adrenalina... A ti ya no te lo van a contar.

El péndulo y el bungee jump son las dos modalidades más comunes del conocido puenting y te descubrimos tres de los mejores lugares del mundo para practicarlo:

1. The Last Resort, Nepal

En la frontera entre Nepal y Tíbet, rodeado por una exuberante vegetación se encuentra el Last Resort, un agradable alojamiento encajadoTLR 1 en una garganta formada por el río Bhote Kosi en las faldas del Himalaya. El único acceso al resort es un puente de cable tendido entre las dos laderas de la garganta. ¿La especialidad? Uno de los saltos de bungee más espectaculares del mundo a 160 m de altura sobre el lecho del río.

2. Baños, Ecuador

El puente de San Francisco en Baños es una de las localizaciones de puenting más espectaculares del mundo. Subido en la plataforma de salto, uno puede ver la cima del volcán Tungurahua, aún activo, antes de saltar sobre el río desde una altura de 80 m. ¿Lo mejor? La sensación que se produce durante el penduleo y las vistas sobre la garganta y las montañas que forman el valle del río Pastaza.

3. Plettenberg Bay, Sudáfrica

Este es el salto de puenting más alto del mundo y lo encontrarás recorriendo la Ruta Jardín, en Sudáfrica. Sin duda, el salto más impresionante tanto por la altura (216 m sobre el lecho del río Bloukrans) como por la duración de la caída libre y el rebote. ¿Qué lo hace aún más especial? ¡Es un salto de record Guinnes!